Comienza la segunda sesión del curso sobre Economía y emprendimiento en las aulas, celebrado en Burgos el 25 de abril, hablando de la importancia de llegar a este proyecto con la mente “limpia”. La economía es la gran desconocida y es necesario seducir para atraer.

Creemos que es necesario animar a una parte del profesorado para que aprehenda sus maneras de enseñar: sin juicios previos y con la puesta en práctica, siempre más atractiva para entender y asimilar mejor conceptos que no deberían darse por supuestos, sobre todo tratándose de economía. Cuando vemos una película por segunda vez, ¿no vemos más? Lo mismo ocurre si se trabajan recursos o se hacen actividades explicando de antemano conceptos que presuponemos que los alumnos entienden o ya saben: el resultado será más provechoso y el trabajo se realizará con otra mirada, dándole más sentido.

Enseñar estos temas no es un mandato sino una necesidad, una demanda social. Con un alto nivel de endeudamiento, baja productividad, población envejecida, muchos millones de euros de economía sumergida, y deseando como deseamos, mantener logros sociales que tienen un coste elevado, es más necesario que nunca prepararse para el contexto en el que estaremos inmersos en las próximas décadas.

El trabajo de estos profesores de Burgos con alumnado heterogéneo, nos está ayudando, y mucho, a saber si vamos por buen camino. Sus ideas nos sugieren cambios, mejoras y actuaciones de cara a continuar realizando esta labor, que entendemos debe ser no solo nuestra, sino del conjunto de la sociedad, donde ellos son la pieza clave.

Si como ellos apuntan, los alumnos están “desconectados de la realidad totalmente”, hemos de tratar entre todos de conectarles, sembrar en ellos la idea que les haga entender que estas enseñanzas serán verdaderamente útiles para su futuro. Han de comprender que quien valore este aprendizaje, tendrá oportunidades, porque las oportunidades están ahí para todos.

viernes, 04 may, 2018|